sábado, 2 de junio de 2012

...UN PAR DE ZAPATILLAS...



...Érase una vez un par de zapatillas gastadas...
Dos venerables y encantadoras ancianas...
Que vivieron una bonita historia...

Son aquellas que FORREST se calzó tantas veces por sus "POPEYES"...
Aquellas que no quisieron saber nada de dolores o de abandonar...
Aquellas que volaban con las emociones...sin poderlas parar...

Ahora dicen que ya toca...que se quieren jubilar...
Y así viven...descansando...juntas y felices...
Hablando de aquellos días en los que corrieron por amor y solidaridad...
Coquetas...conservando aún el azul que tan guapas las hizo estar...
Llenas de recuerdos y sensaciones que vivieron y no olvidarán jamás...

A su lado...un par de jovencitas se mueren de admiración y envídia...
Pensando que...por haber sido ellas...darían hasta su juventud y sus rayas amarillas...
Que no todas tienen la suerte de correr por algo que quede en el corazón y la memoria...

Érase una vez un par de zapatillas gastadas...que vivieron con FORREST...
Un hermoso sueño cumplido...La más bella y emocionante historia...
.

6 comentarios:

  1. Yeah! una tierna convivencia entre zapatillas. Mágica revelación de su mundillo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Sí, una emocionante historia, la solidaridad tiene sus recompensas... la experiencia un gran valor... las carreras del corazón hacia la solidaridad un gran encuentro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Se me vino a la cabeza la películo y su argumento...

    Estas zapatillas han dejado muchas huellas en el camino por el que transcurre esta historia... y seguirán ¿no?

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. holaaa compañera, buen blog, yo tb soy atleta y tengo un blog de atletismo, si quieres me puedes seguir, ahi cuento mis impresiones de cara a las carreras que participo o cada semana mas o menos cuento la historia de un atleta, una entrevista que les hago, es una forma mas de correr pero en un blog jejej, encantado de seguirle, un saludo

    http://sigueturitmoyllegarasatumeta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Muy buen texto Lola, que linda historia, gracias por tu visita a mi blog.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola, también te sigo en este blog, no podía ser menos. Este blog tiene si cabe un fondo todavía más sentimental ya que va dedicado a "carreras solidarias de tu corazón" por los demás.

    Bonita historia la de las zapatillas, de superación.

    Me encanta tu iniciativa.

    Un beso
    Rosa.

    ResponderEliminar