sábado, 28 de abril de 2012

...ÚLTIMA ETAPA...Y TOLEDO...!!!


... Sábado 28 de Abril de 2012...

...Durante todo lo escrito en las entradas anteriores, siempre he intentado ponerme en el papel de "Corredora emocional" que acompaña a Forrest...

Con ello, tan solo he pretendido dar presencia y forma "real" a los que no hemos dejado, en la distancia, de correr ni un solo minuto a su lado...

Pero para esta etapa final creo que será más acertado mezclar de todo un poco y relataros como se ha vivido en Toledo, y yo he sentido, personalmente, este ansiado día...

En primer lugar, contaros que he tenido la inmensa fortuna de acompañar a Cristina, la otra parte, junto con su familia, de esta maravillosa locura, durante toda la semana y las venticuatro horas de cada día...

Era tanto y tan agotador el trabajo que esta admirable mujer estaba llevando a cabo, prácticamene sola, que teniendo constancia de ello, por haberlo visto con mis propios ojos, no tuve ninguna duda en "cerrar mi casa" y ponerme a su entera disposición para cuanto hiciera falta...

Que como bien había intuido era MUCHÍSIMO...

Cuestión de MÍNIMA HUMANIDAD, ya que jamás me hubiera perdonado, sabiendo lo que necesitaba una mano, no haberla ayudado...

Había miles de cosas por redactar, enviar, reenviar, comprobar, notificar, contestar y hacer...

Y entre todas ellas, mezcladas y apremiando, los teléfonos sin parar de sonar, muchísimas veces al mismo tiempo y hasta con lista de espera para llamar o esperar llamada...

Sin olvidarme de las que tenían absoluta preferencia por tratarse de intervenciones en directo para programas de radio...

UNA LOCURA...

Había que coordinar y comprobar TODO, para que nada fallara...

Y por añadidura, Cristina tenía que estar presente en algunas metas y actos de las llegadas a los pueblos de la provincia, por lo que me tocó quedarme, al menos un par de días sola, con "la oficina a tope" y la responsabilidad de solucionar cuanto surgiera, como buenamente mi sentido común me indicara...



Nunca le agradeceré lo suficiente que confiara tanto en mí como para entregarme "los mandos de la nave" y lo que no es menos importante, la responsabilidad de cuidar de su hija y que pusiera en mis manos y a mi disposición algo tan íntimo y personal como su casa...

Dicho esto, que creo que era indispensable, me centraré en lo que ha sido el día de la llegada...

Apenas había amanecido y ya estábamos las dos en pie...

Lo más importante estaba hecho y solo quedaba prepararse para acudir a la Pista de Atletismo para recibir a Forrest...

Las dos muy contentas, pero con el pesar de la lluvia, que lejos de mostrar indicios de amainar, cada vez se iba haciendo más contínua y copiosa...

En ese momento nos hemos despedido, porque yo tenía hora en la peluquería y quería pasar por casa...

Antes de marcharme nos hemos fundido emocionadas en un gran abrazo, incrédulas y felices de ver que el sueño cumplido se acercaba...

Como anécdota del día os contaré que al recordar a mi peluquero que Forrest llegaba a Toledo, ha decidido, en un impulso digno de agradecer, delegar su trabajo en manos de su equipo y vestirse con su ropa de atleta para ponerse a correr y ser un corazón y dos piernas más acompañándole...

GRACIAS, Alberto, impulsos tan espontaneos y nobles como el tuyo hacen más bonita, si cabe, esta maravillosa historia...

Tras el breve paso por casa me he dirijido a la pista, donde había quedado de nuevo con Cristina...

Que emoción ver, desde el autobús, como se empezaban a concentrar en el Parking Azarquiel los primeros corredores que esperaban a Forrest, para recibirle y conducirle hasta la meta...


Impresionante irme acercando y que ya, desde lejos, se escuchara la música de "Adelante", que tan identificativa se ha hecho del espíritu y el mensaje de este reto tan apasionante...

Allí estaban ella y su hija, y muchas caras nerviosas y sonrientes repartiendo emoción y abrazos...

Gente que había venido, hasta de sitios tan lejanos como Bilbao, como Marta y sus amigas, para vivir la alegría y la emoción de la llegada...

Había imaginado cientos de veces esos últimos minutos y, por fin estaban llegando...

En esos momentos he visto en mi mente al "Pelotón Forrest" gritando de alegría al ver, en el horizonte "El Alcázar", y como pasaban por sitios tan preciosos y queridos por mí,como la carretera de "El Valle"...


Tan fácil era abstraerse y vivir, hasta lo que no estaba viviendo pero intuía, que para mi asombro he escuchado que la megafonía anunciaba que ya estaban entrando...


INOLVIDABLE...

MARAVILLOSO...

IMPRESIONANTE...

Imposible...
Encontrar las palabras justas para describir lo que he sentido al ver a Javi, nuestro encantador "Popeye" corriendo en busca de él para entrar juntos de la mano en la meta...


Imposible...
Describir la emoción de ver a Miguel, el fiel escudero, saliendo en su busca para cruzarla abrazados...

Imposible...
Contaros la sensación de poder correr, detrás de él los últimos metros y decirle, por fin...

"...Hola, Forrest, soy Lola...", y darle un abrazo...

Tras la bienvenida, ha tenido lugar una rueda de prensa, con momentos preciosos de entre los que, personalmente me quedo con dos, la carta tan emotiva que ha leído Cristina, escrita por su hija, y la entrevista de "Popeye", que nos ha hecho a todos reír, sonreír y dejar caer las pocas lágrimas que nos quedaban...


Definitivamente IRREPETIBLE E INOLVIDABLE...

GRACIAS infinitas a ti, Forrest, a Cristina y a Miguel, por defender con tesón la idea de esta "locura" y ponerla en marcha...

GRACIAS a "FAMOSA" por dar apoyo y respaldo a este maravilloso sueño...

GRACIAS a todos los que le habéis acogido y dado ánimo y empuje a lo largo del camino...

GRACIAS a quienes habéis sido, como yo, "Corredores Emocionales", desde los primeros metros de esta aventura, mandándole toneladas de cariño y fuerza, desde la cercana distancia de blogs y redes sociales...

TODOS hemos sido IMPRESCINDIBLES para que Forrest, con el corazón en las piernas, superara los duros obstáculos y llegara a la meta final...

...Corre...FORREST...Corre...!!!

Que esta carrera no se acaba, ahora toca seguir corriendo juntos por los "Popeyes" que están en la lucha, y los que, desafortunadamente, vendrán...

Porque no me cabe ninguna duda de que, con tu ejemplo, se habrán abierto muchos ojos y conciencias y COSAS GRANDES están por nacer y hacerse realidad...
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada